Líneas de investigación

cuba creativa

La creatividad es la capacidad que tiene el ser humano de generar nuevas ideas. Tiende a florecer en los momentos extremos o de crisis, aunque no exclusivamente. Cuando la creatividad surge como respuesta a condiciones de emergencia o escasez, adquiere predominio en todos los ámbitos de la organización cultural, económica y social, como es el caso de Cuba.

Este proyecto artistico de investigación se centra en la creatividad social, el patrimonio vivo, la tradición, la cultura popular y la cultura de la sobrevivencia. Esta última se manifiesta en contextos socioeconómicos deprimidos en donde suelen emerger alternativas creativas, así como en otros en que, sin tener una condición económica desfavorable, las prácticas creativas han devenido costumbres.

El sistema político y económico cubano ha pasado por múltiples etapas de crisis desde la implantación del socialismo en los años 60 del pasado siglo. Tras la caída del campo socialista en 1990 y el recrudecimiento del embargo estadounidense a Cuba, se produjo un colapso de la economía, conocido con el eufemístico nombre de Período especial en tiempos de paz, lo que provocó una recesión sin parangón de la cual el país aún no se recupera. Como consecuencia, las prácticas creativas se acentuaron y se convirtieron en esenciales para garantizar la supervivencia. Las habilidades de reparación y de reciclaje se entronizaron en la sociedad, e incluso, se institucionalizó a través de un movimiento llamado Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores. En 1992 la revista Verde Olivo, un órgano de las Fuerzas Armadas, publicó el libro Con nuestros propios esfuerzos, un compendio de hacks de la vida cotidiana para soliviantar la escasez, la precariedad y la ausencia de productos industriales de uso hogareño por medio de la reparación y la innovación.

Las actividades no oficiales o fuera del alcance de la regulación pública han estado presentes en todos los sistemas económicos. Sin embargo, en el caso cubano, existe una notoria zona gris en la práctica de la economía informal. Por un lado, el Estado entiende muchas de estas prácticas como «necesarias» en términos sociales y, por tanto, permite su ejercicio, aunque no puede legalizarlas a la velocidad con la que se desarrollan, o simplemente el Estado mantiene un silencio cómplice mientras la práctica o el comercio no influya en los procesos o planes económico-políticos del Estado. En consecuencia, tenemos un concepto para denominar las actividades que no están protegidas ni reguladas por el gobierno: las llamamos prácticas alegales.

En un contexto marcado por una economía centralizada y planificada incapaz de satisfacer las necesidades básicas de la sociedad, el mercado negro creció tanto que se convirtió en el lugar donde los ciudadanos encontraban todo lo que requerían. En este escenario han surgido fenómenos muy bien organizados y que forman parte natural de la vida cotidiana de los ciudadanos cubanos.

Partiendo de la experiencia cubana y como proyecto artístico, CubaCreativa presta especial atención a las acciones y fenómenos sociales que constituyen prácticas de innovación. Se interesa por documentar el proceso o procedimiento con los cuales se llega a soluciones creativas, dado que estos en sí mismos pueden ser infinitamente repetidos, readaptados y potenciados en relación con las características socioculturales de cada contexto y sus circunstancias políticas y económicas. En ese sentido, más que el objeto físico resultante, es el proceso y la singularidad del pensamiento social su foco de interés.

CubaCreativa tiene el potencial de crecer conectado a la vida cotidiana del contexto en que se desarrolle. La plataforma digital del proyecto se encuentra en fase de desarrollo y recibe el nombre de iA Archivo informal. Este tiene el objetivo de ser un archivo que visibilice la creatividad social mundial y emplea el formato wiki. Para su estructura es imprescindible la colaboración de los usuarios, quienes pueden compartir sus conocimientos, editar contenidos o participar en un foro público online. A través de él se unirán en el espacio digital las comunidades informales participantes con la esfera artística. En ese sentido, fomentará el debate sobre la relación entre las prácticas informales (no institucionalizadas) y las estrategias curatoriales en la creación de archivos.

Otro de los propósitos de CubaCreativa es mostrar prácticas y fenómenos locales poco visibles, así como a individuos o grupos creativos que ejercen más allá del ámbito artístico. En su indagación explora los términos o conceptos que en cada cultura denominan las prácticas creativas que se enmarcan dentro del margen de lo alegal.

09 Archivos de la línea de investigación